Las claves para que tus músculos ganen volumen

Llevas un tiempo trabajando duro en el gimnasio. Al principio notaste mejoría pero ahora parece que tus músculos se han estabilizado. ¿Qué es lo que está fallando? Realmente no falla nada, simplemente tu cuerpo se ha adaptado a las cargas, "ha crecido", y es claro que cambies ligeramente tu rutina va a progresar, tras la mejoría inicial, muy lentamente. Sigue estos consejos y notarás la diferencia muy pronto:

- Si trabajas todo el cuerpo en la misma sesión divídelo en dos. Entrénate de cintura para arriba y de cintura para abajo al día siguiente, podrás hacerlo al doble de intensidad que si trabajaras todo el cuerpo el mismo día.

- Olvídate por un tiempo de las máquinas y empieza a probar con pesos libres. Pídele a un instructor que te guíe para usarlos del modo correcto y no dudes en pedir ayuda cuando nuevas cargas altas.

- Usa más peso con menos repeticiones, pero siempre después de que lleves una temporada haciendo pesas, nunca como primer contacto con el gimnasio. Asegúrate de que la técnica es correcta, para eso están los técnicas en la sala de musculación.

- Las últimas repeticiones, esa que apenas puedes llevar a cabo, son las que tan el volumen. No te las saltes de ningún modo.

- El descanso es más importante de lo que pensamos. Deja al menos 48 horas para que cada grupo muscular se recupere cuando hayas hecho un trabajo intenso.

- Trabaja series seguidas de músculos que realicen el movimiento opuesto (agonistas-antogonistas). Por ejemolo, trabaja cuádriceps haciendo sentadillas y nada más acabar, sin descanso, pasa a hacer bíceps femoral en la máquina específica.

- Si estás un poco sobrecargado tómate unos días de descanso y haz algo que te apetezca mucho en ese tiempo. Volverás al entrenamiento más motivado y sin fatiga acumulada.

- Hazle caso a tu alimentación: no te saltes comidas y fíjate en que está tomando suficiente cantidad de proteínas y de carbohidratados complejos. Inlcuye un complemento multivamínico si piensas que tu alimentación no es todo lo equilibrada que debiera.